Cita Blog

24 de juliol, 2006

Las raíces de la experiencia de pánico tienen un arraigo profundo en nuestros mitos culturales. Pan, dios de la mitología griega en el que se personificaba la naturaleza, vivía en la campiña y regía ríos, bosques, arroyos y animales de pastoreo, pero no tenía la apariencia de una divinidad característica. Era muy feo y pequeño y sus piernas semejaban las de un macho carbío. Lamentablemente para los viajeros, Pan dormía a menudo en una pequeña cueva o entre matorrales cerca de las veredas. Cuando los viandantes griegos lo perturbaban, Pan soltaba un grito espeluznante que era tan intenso que muchos viajeros aterrados morían de miedo. Esta súbita reaccón incontenible llegó a conocerse como pánico en honor a los momentos de furia del dios.

Psicopatología. Barlow-Durand.

Trobat per Sílvia